Ir a contenido
7 lugares para ubicar figuras de Budas en tu hogar.

7 lugares para ubicar figuras de Budas en tu hogar.

No hay nada mejor como sentir la serenidad y paz en tu propio hogar. Y gracias a ciertos pequeños detalles que puedes añadir fácilmente, podrás convertirlo en tu propio santuario. Uno de ellos es agregar figuras de Buda a la decoración.

Las estatuas de Buda son un elemento popular del Feng Shui. Son conocidas por aportar una sensación de calma y tranquilidad en el hogar, atrayendo energía chi positiva a los espacios. Esta es la razón principal por la que encuentras estos accesorios en muchos hogares zen.

Sin embargo, existen algunas reglas de Feng Shui que es importante considerar para no ofender al Buda y aprovechar al máximo los beneficios que puede aportar. ¡Sigue estas instrucciones y cosecha las bendiciones de un agradecido Buda!

¿Qué figura de Buda debo utilizar?

Existe una gran variedad de figuras de Buda que podrán adaptarse no solo a tu estilo y gusto, sino también al tipo de atmósfera que deseas crear en tu espacio. En el mercado se consiguen figuras de Buda en distintos diseños, tamaños, materiales y colores, e incluso en diversas presentaciones tales como portavelas, porta incienso o como parte de un jardín zen. ¡Con seguridad encontrarás la figura de Buda ideal para cada rincón de tu hogar!

Dónde colocar tu figura de Buda.

La figura de Buda es considerada sinónimo de paz y buena fortuna, pero es importante emplearla adecuadamente. Deja que fluya la energía positiva a través de tu hogar, ubicando tus esculturas de Buda en los 7 mejores lugares para ello según el Feng Shui.

  1. Frente a la puerta de entrada. Al colocar una estatua de Buda frente a la puerta principal del hogar, ésta atraerá chi o energía positiva tan pronto como se ingrese a la casa, a la vez que repele cualquier fuerza o energía negativa que quiera entrar en el hogar. Se recomienda colocar el Buda no exactamente frente a la puerta principal y más bien orientado a 45 grados de la misma, y de preferencia ubicado en una mesa de por lo menos 70 cm de alto.
  2. En la sala de estar. Crea un espacio lleno de energías positivas, acogedoras y de bienvenida hacia tus invitados, colocando un Buda en esta zona del hogar. Recuerda orientarlo de igual manera hacia la puerta principal.
  3. En el jardín. Si cuentas con la fortuna de poseer un jardín, un Buda es una adición maravillosa a este espacio, que te ayudará a crear una atmósfera relajante. Para jardines son ideales las estatuas de Budas que estén reclinadas o en posición de meditación. El lugar más adecuado sería en la esquina de tu jardín, y siempre mirando en dirección a tu hogar.
  4. En un altar. En el caso de los hogares budistas es común colocar esta pieza en una sala de oración o altar, para poder meditar y orar, libres de cualquier perturbación externa. Puedes crear tu propio altar en un rincón de tu casa, sólo asegúrate de que sea un espacio tranquilo y libre de distracciones donde poder practicar la meditación y la reflexión.
  5. En tu oficina en casa. Si lo que deseas es éxito y prosperidad en tu negocio, un Buda pequeño ubicado en el escritorio te dará el máximo beneficio. En el caso de un local comercial u oficina fuera de tu hogar, también puedes ubicarlo en el escritorio de recepción para traer prosperidad a tu empresa
  6. En tu sala de yoga. Un Buda en el lugar dedicado a tus ejercicios de yoga o meditación te brindará esa energía positiva necesaria para mejorar tu estado de ánimo y mantener la concentración y el equilibrio. Eso sí, asegúrate de colocar la figura a la altura de tus ojos para que puedas verla fácilmente cuando estés sentado.
  7. En el salón de estudio. Al igual que en la oficina, un Buda ubicado en esta zona ayudará a la concentración y brindará energías positivas para alcanzar logros académicos. Ideal para el salón de estudio de tus niños o el escritorio dedicado para el estudio.

¿Otras consideraciones generales? No coloques tu figura de Buda en el suelo, ya que mirar hacia abajo a una deidad se considera irreverente. Las esculturas siempre deben estar elevadas y de preferencia a la altura de los ojos.

 

Tampoco es buena idea colocar estatuas de Buda en zonas como el baño, dormitorio matrimonial o la cocina, ya que deben ser ubicados en lugares verdaderamente reverentes.

También es recomendable colocar tu figura de Buda alejada de enchufes eléctricos o equipos con partes móviles y motores, ya que este tipo de actividad perturba la energía circundante.

Aunque puede parecer complejo aplicar el Feng Shui a tu vida, adquirir un Buda para tu hogar es una manera fácil de iniciarte en esta práctica, fomentando la positividad, paciencia y perseverancia en tu hogar. Una figura de Buda siempre será una maravillosa adición que convertirá un hogar normal en un lugar zen

Artículo anterior Beneficios de las velas aromáticas: el poder de la aromaterapia
Artículo siguiente Cómo usar cuencos tibetanos para la meditación: Guía para principiantes Parte 1

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos