Ir a contenido
5 Tips de Feng Shui para seleccionar y ubicar cuadros decorativos

5 Tips de Feng Shui para seleccionar y ubicar cuadros decorativos

El arte, y más específicamente, aquel que es usado para decorar paredes, es una de las mejores formas de cambiar las energías de cualquier espacio, y por tanto, de elevar la vibración y la energía del Feng Shui.

Los cuadros decorativos, del tipo que sean, se relacionan con la inspiración, la belleza y la creatividad, por lo que al mismo tiempo es una herramienta poderosa para cambiar las energías de tu hogar.

 

Si bien es cierto que elegir decoración de nuestros espacios es un acto muy personal de acuerdo al gusto de cada quien, puedes considerar ciertas directrices que harán que tus piezas decorativas tengan un doble propósito: adaptarse a tu estilo personal y contribuir a la buena energía de tu hogar.

¿Sabías que el tema, los colores, el tamaño, la forma y la ubicación de tus cuadros puede afectar el Feng Shui de tu hogar? ¡Sigue leyendo!

¿Por qué aplicar el Feng Shui en la decoración?

El Feng Shui es un sistema chino que busca mantener el equilibrio de las energías (llamado Qi o Chi). Este “flujo de energía vital” entre los seres humanos y su entorno se mantiene en movimiento a través de ciertas acciones que se traducen en buena salud y fortuna.

Así como se pueden aplicar los principios del Feng Shui al diseño arquitectónico, la decoración y más, también existen ciertos lineamientos en cuanto a la decoración de las paredes, que abarca desde lo que debe mostrar hasta dónde y cómo ubicarlo.

¿Quieres mejorar la energía general en tu hogar? ¡Sigue estos sencillos consejos de Feng Shui para seleccionar y colocar tu decoración!

1. En cuanto a cuadros decorativos, menos es más.

Para mejorar las energías de tus ambientes no necesitas cubrir todas las paredes de tu casa… ¡Necesariamente más no es mejor! De hecho, puede ser contraproducente.

El hogar necesita respirar y el Chi necesita poder fluir. Muchos elementos en las paredes pueden restringir tu flujo de energía, lo que te hará sentir cansado más rápido.

2. Toma en cuenta la escala.

Ten presente que cuadros muy grandes y pesados pueden bloquear el flujo del Chi, mientras que piezas muy pequeñas, como por ejemplo cuadros decorativos para el living que no cubren un espacio significativo de la pared, pueden proyectar la energía de que algo “falta” en tu vida.

3. Considera los temas de tus cuadros… y su ubicación.

Por ejemplo, la pared que enfrenta a tu cama debe tener imágenes que te inspiren y te den confianza. Es lo primero que ves por la mañana y, a menudo, lo último que ves por la noche, así que es necesario escoger cuadros que te hagan sentir bien.

De igual manera, debes evitar en esta zona imágenes oscuras o que evoquen tristeza y ansiedad… ¡No querrás irte a dormir o despertarte sintiéndote desanimado!

También el color es importante en esta pared. Los principios del Feng Shui recomiendan en esta zona colores que recuerdan los tonos de piel, como beige, crema, melocotón y cacao. También funcionan otros colores como azules claros, verdes y lavandas, que se consideran relajantes.

De hecho, el color es una de las maneras más fáciles de expresar los cinco elementos y evocar ciertas energías. Por ejemplo, tonos como rojos y naranjas ayudarán con zonas aburridas del hogar, llenas de energía estancada, ya que atraerán al elemento fuego, activando el Chi y haciendo que las cosas se muevan.

5. La altura a la que colocas tus cuadros.

¿Un error común? Colgar el arte demasiado bajo…. ¡Eso reducirá tu Chi! Si tienes tendencia a la depresión o al mal humor, colocar tu arte un poco más alto de lo normal puede ayudarte a elevarlo.

¡Sé selectivo a la hora de elegir tus cuadros! Cuando vayas a adquirir uno piensa: ¿Cómo me hace sentir?. Lo verás todos los días, así que procura que sea algo que te haga sentir feliz, relajado e inspirado.

Y recuerda, el Feng Shui se trata, en pocas palabras, de mantener fluyendo la energía de tus espacios, evitando que quede atrapada; y si bien la decoración las imágenes correctas en sus paredes es un buen Feng Shui, hay mucho más que puede hacer para aprovechar la buena energía… ¡Mantener los espacios limpios, dejar entrar la luz natural y proporcionar un flujo de aire fresco son claves para garantizar un buen Feng Shui!

Artículo anterior Limpieza energética en el hogar: 3 fragancias poderosas para un buen sahumerio casero
Artículo siguiente Difusor de aromas: Guía para escoger el tuyo Parte 2

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos