Ir a contenido
ESTAMOS DESPACHANDO - ENVÍO GRATIS SOBRE $40.000 PROVINCIA DE SANTIAGO - RETIRO EN SUCURSAL NO DISPONIBLE
ENVÍO GRATIS SOBRE $40.000 PROVINCIA DE SANTIAGO - RETIRO EN SUCURSAL NO DISPONIBLE
Búsqueda de la Felicidad

Búsqueda de la Felicidad

 

Solemos buscar la felicidad fuera de nosotros. Vivimos buscando mejores cosas materiales, un mejor auto, mejores formas de vivir en nuestra sociedad, un trabajo mejor pagado, una casa más grande, etc. Pero la verdad que ignoramos todos es que para antes mejorar nuestro exterior, debemos  enfocarnos en nuestro interior ya que, aunque logremos obtener un trabajo bien remunerado y vivamos en la zona más lujosa de nuestra ciudad, seguiremos sintiéndonos insatisfechos con nosotros mismos. Buddha recomienda en una de sus más valiosas enseñanzas practicar el Buddha Dharma. Esto es, enfocarse en buscar la paz en el interior, en vez de en el exterior. Pero, ¿Cómo podemos enfocarnos en nuestra felicidad interior, si hemos vivido a lo largo de nuestras vidas preocupándonos del exterior? La clave es, purificar y controlar nuestra mente. De modo de sentir una paz duradera y alcanzar la felicidad interior sin depender de las cosas externas.

 

La verdad es, que la felicidad está en nuestra mente, ya que es esta la que controla nuestra percepción y nuestro sentir hacia y para con la vida. Es muy fácil sentir cosas negativas hacia el mundo, insatisfacción y engaño, muchas veces llegan tan rápido y tan fácilmente que si no lo controlamos, terminan siendo nuestras sensaciones predominantes, que estamos tan acostumbrados a sentir que ya no nos sorprenden. En cambio la virtud, la alegría y la valoración positiva de nuestra vida, son mucho más difíciles de mantener pero que si uno trabaja en mantenerlas, pueden predominar.

Si logramos tener una mente serena, calmada y controlada en todo momento, no tendremos mayores dificultades. Si ocurre una determinada situación donde normalmente predominan los sentimientos negativos como una pérdida de dinero importante o pérdida de trabajo, y podemos controlar la negatividad y cambiarla a algo positivo, manteniendo una mente apacible y calmada, es posible dominar la situación y no sufrir de ansiedad. De esta manera, practicando el Dharma de manera constante, podemos expulsar la ansiedad de nuestra vida y vivirla en paz y felicidad.

 

Artículo anterior Las cuatro leyes de la espiritualidad India
Artículo siguiente Hinduismo y Budismo